10 cosas que necesitas para ser autónomo (y no morir en el intento)

¿Qué necesitas para ser autónomo? Existen multitud de post acerca de los requisitos legales, fiscales y demás papeleos que has de cumplir cuando decides convertirte en trabajo por cuenta propia. Hay numerosas webs como Infoautónomos que te informan de estas cuestiones o siempre puedes preguntar en los centros de empresas. Así que si no buscas eso sigue leyendo, porque te interesa saber qué precisas para dar el salto al freelance.

Aquí va el decálogo de cosas que necesitas para ser autónomo y no morir en el intento. Avisado estás de que la mayor parte de ellas no son cuestiones materiales y algunas, aunque no las tengas en el momento en que te das de alta como trabajador por cuenta propia, puedes cultivarlas a lo largo de los años.

Foto de iosphere.

Foto de iosphere.

1. Poder para olvidar todo lo que te han dicho sobre ser autónomo. Probablemente sean cosas como que eres tu propio jefe, podrás elegir el horario de trabajo o tendrás libertad para repartir tu tiempo como mejor te parezca. Falacias. Nunca es así o puede serlo cuando ya llevas mucho tiempo trabajando, te has consolidado, tienes un equipo que te respalde y no se te erice el vello cada vez que ves en la cuenta bancaria el recibo de autónomos del mes.

2. Capacidad de autodidacta. Los comienzos no son fáciles y no siempre se tiene dinero para subcontratar todas las áreas de las que se compone tu empresa. Al principio intentarás ser administrador, contable, informático, community manager y fontanero si surge la necesidad. En los primeros meses de trabajo como autónomo aprenderás de cosas por las que antes no habías sentido la más mínima curiosidad, como fiscalidad o e-mail marketing. Pronto aprenderás una lección muy importante: delega tareas que desconozca a otros profesionales.

3. Conciénciate. Esto es una carrera de fondo. El primer día no vas a empezar a vender y a crecer a partir de ahí hacia el infinito. Los comienzos suelen ser duros así que nada como concienciarte para no desistir el primer mes al ver que las cuentas no te salen o el trabajo no te satisface del todo. Para evitar desengaños los planes de negocio son imprescindibles. Hazlo, repásalo y consúltalo pasados los primeros meses.

Foto de  Sura Nualpradid.

Foto de Sura Nualpradid.

4. Un colchón económico. Si abres un negocio físico antes de que abras la puerta de tu local (y por lo tanto empezar a tener clientes) habrás pagado alquiler, muebles, tasas, licencias… Necesitas un colchón económico para hacer frente a los primeros meses de actividad, hasta que empieces a registrar ingresos que compensen lo invertido. Si no lo tienes lo primero es buscar formas de financiación para tu negocio a ver si has cumplido tus objetivos.

5. Organización. La primera compra de cualquier autónomo debería ser una agenda en que gestionar todo lo que tiene que hacer. Incluso te aconsejería que te compraras dos: una para gestionar citas y proyectos con clientes y otra para asuntos internos de la marcha del negocio como pedidos a proveedores, recordatorios de los plazos de determinados trámites…

6. Paciencia. Es una de las mayores cualidades de cualquier autónomo. Y no siempre hacemos gala de ella, pero sin paciencia no aguantaríamos en un trabajo freelance dos días. Paciencia con los clientes que tienen sugerencias que te harían tirarte de los pelos, con aquellos que no acaban de pagarte lo que te deben desde hace tres meses, con los proveedores que no cumplen lo previsto, con los papeleos de la administración, contigo mismo en ocasiones…

7. Flexibilidad. Por muy perfeccionistas, quisquillosos o poseedores de la verdad que nos creamos todo autónomo sabe que tiene que ser flexible. En ocasiones tienes que ceder, poner la otra mejilla y ponerse en el lugar del otro. Por el bien del negocio y de la salud mental de uno mismo. Y un poco de empatía con los demás nunca viene mal.

Foto de Serge Bertasius Photography.

Foto de Serge Bertasius Photography.

8. Constancia. Si no eres constante tu negocio no durará un mes abierto. El comienzo de cualquier actividad freelance es lo más duro y eso, unido a las dificultades que podamos encontrar o el propio desconocimiento, hace que te sientas tentado a flaquear. Si lo haces será difícil que encarriles tu negocio.

9. Fuerza de voluntad. Cuando trabajas desde casa la gran mayoría de autónomos dicen que su mayor problema es no superar las ganas de quedarse un ratito más en la cama, de irse de compras en vez de trabajar o de ponerse a ver un rato una serie de televisión. Es necesaria fuerza de voluntad, sobre todo al principio, para vencer esa pereza y acostumbrarte a esa forma de trabajar. Tienes cierta libertad, pero no la presencia de un jefe que te ‘obligue’ a trabajar.

10. Un entorno comprensivo. Por lo general los autónomos trabajamos solos, no tenen oscompañeros con los que compartir nuestros éxitos ni a los que quejarse de lo mal que te ha ido en la última reunión. Por eso tener unos amigos o familia comprensiva, que te apoye en tu proyecto freelance y gente que esté dispuesta a tomarse un café y escuchar tus desahogos es muy importante. Si tu entorno no comprende que renuncies a fines de semanas u horas de sueño por conseguir los objetivos que te has marcado pueden hacer que te plantees abandonar tu negocio.

Y tú, ¿qué añadirías a esta lista de qué se necesita para ser autónomo?

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “10 cosas que necesitas para ser autónomo (y no morir en el intento)

  1. Pingback: Trabajar desde casa: cómo evitar las distracciones cuando eres freelance | El blog de Noelia Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s