Consejos para publicar fotos de tus hijos a redes sociales

El verano es tiempo para disfrutar de vacaciones y de la familia. Y hoy en día ya no imaginamos hacerlo sin dar buena cuenta de ello en las redes sociales. Foto de la palleíta. Foto de los pies con el mar al fondo. Y fotos de nuestros hijos a diestro y siniestro: comiendo un helado, posando con gafas de sol, metiéndose en el agua…

El debate acerca de si publicar o no fotos de niños en las redes sociales siempre está presente, pero es cierto que en verano se relaja. Tú también quieres dejar patente lo mucho que adoras a tus hijos y lo bien que os lo estáis pasando todos juntos en la playa. ¿Es posible hacerlo sin someterles a una sobre exposición en Facebook o Instagram? Hoy desvelamos las claves para conseguirlo.

Foto de Jomphong.

Foto de Jomphong.

Al igual que ocurre en otros aspectos de la vida la mesura es clave. No es lo mismo publicar una foto de tu hijo cuando estáis de vacaciones que hacerle un book cada día y subirlo a las redes sociales. No solo estás sobreexponiéndolo, sino que además es muy probable que aburras a quien te sigue. Cuando subes 20 fotos prácticamente idénticas de lo divertido que es todo no esperes buena acogida, especialmente entre aquellos que están en la oficina.

¿Recuerdas la vergüenza que te daba cuando tus padres mostraban a las visitas tus fotos desnudo de cuando eras pequeño? Pues piensa si tú quieres hacerle lo mismo a tu hijo. A eso añádele que tus padres las enseñaban a familia, amigos, gente de confianza. Tú las estás mostrando al mundo entero a través de las redes sociales. Piénsalo dos veces antes de dar al botón de upload. Si es adolescente pregúntale si quiere que publiques las imágenes.

Puedes subir fotos de tus hijos protegiendo su intimidad. No todas las fotos tienen que ser mostrando su cuerpo. Busca ser original y sube fotos de los niños cuando estén de espaldas frente a una bonita vista, enfoca sus manos si están comiendo un helado, sus pies rebozados en la arena, juega con las luces… Son muchas las posibilidades para fotografiar a los pequeños sin mostrar su rostro. Además puedes conseguir fotos preciosas y fuera de las convencionales.

Foto de Franky242.

Foto de Franky242.

Las imágenes dicen mucho de una persona, de dónde está (también dónde no está) y qué está haciendo. No hace falta que aportes datos más concretos respecto a donde estáis de vacaciones, qué día volveréis a casa o a qué bar vais todos los días a tomar el vermú. Son datos innecesarios que solo sirven para atraer la atención sobre vosotros mismos y los niños. Y de paso sobre lo vacía que está vuestra casa hasta que volváis.

¿Perfil abierto o cerrado? Si todo lo anterior no te convence y tú lo que quieres es enseñar al mundo lo guapo y divertido que es tu hijo pero te preocupa la seguridad te queda la opción de convertir tu perfil de redes sociales en privado. Revisa la configuración y decide quién puede ver las fotos que compartes y quién no.

Aún así, recuerda que una vez que subes las fotos a una red social pierdes la propiedad sobre las mismas, que pasa a ser de la red. Y que existen una serie de peligros a tener en cuanto cuando publicas imágenes de menores en redes sociales. Si en ellas aparecen hijos de otras personas siempre has de pedirles permiso antes de publicarlas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s