Qué no hacer en Instagram para vender

Las redes sociales son perfectas para promocionar tu tienda, especialmente cuando es un pequeño negocio que no tiene capacidad para invertir en publicidad ni promociones de márketing. Sin embargo si no se usan del modo adecuado puedes acabar consiguiendo lo contrario a lo esperado: que los clientes huyan de ti en forma de unfollow.

Durante el verano he estado analizando el comportamiento de diversas tiendas (online) en la red por excelencia para implementar las ventas: Instagram. Todas ellas cuentan con miles de seguidores y habían hecho un buen trabajo, pero debe ser que por eso de las vacaciones vi que se habían relajado en varios aspectos. De ahí ha salido este post: qué no hacer en Instagram para vender.

Foto de atibodyphoto.

Foto de atibodyphoto.

  1. No acoses a los clientes o a quienes puedan serlo. No hay cosa más molesta que mencionar a alguien que no te conoce para venderle algo. Sígueles, interacciona con ellos e interésate por conocerlos, pero no resultes invasivo con mensajes como ‘ey, tengo una tienda online que te encantará. Pásate’. Es sinónimo de unfollow y posible block. Eso es spam.
  2. No bombardees ni con fotos ni con mensajes. Ya sé que tienes una tienda online y te haces un perfil en Instagram para vender más. Correcto. Pero no lo vas a conseguir por bombardear con 20 fotos de los últimos jarrones que te han llegado. Al contrario, la gente se irá. Lleva tiempo hacerse con una reputación online y que se transforme en ventas. Un poco de paciencia.
  3. No repitas fotos de manera masiva.Y si digo que no bombardees con fotos imagínate qué te diré si subes la misma foto (o la misma hecha con un corte o encuadre diferente) durante una semana. Creerás que no se nota, que las publicas en diferentes días y horas para que llegue a un público mayor. No. Hay gente que lo ve (casi) todas las veces que la subes y le aburres. Además, si alguien consulta tu perfil verá la misma foto varias veces, así que pensará que tienes algún problema.
  4. No restriegues tus vacaciones si dejas la tienda desatendida. Es verano y todos tenemos derecho a irnos de vacaciones. Me parece perfecto, pero no es necesario que subas todos los días cuatro fotos de ti, tus hijos y la vecina del tercero en la playa y tomando mojitos. Menos aún que las intercales con fotos de tu tienda insistiendo en que te has ido dos semanas a Canarias pero que la gente puede seguir comprando. Que ya se lo enviarás cuando vuelvas.

    Foto de Bplanet.

    Foto de Bplanet.

  5. No cierres las redes sociales por vacaciones. Dicho lo anterior si te vas durante una o dos semanas no dejes desatendido tu perfil de Instagram porque podría parecer como que lo has abandonado. Hootsuite permite programar actualizaciones en Instagram, así que puedes dejar el trabajo hecho antes de irte de vacaciones y desconectar. Aunque no estaría de más que revisaras de vez en cuando tu cuenta para contestar las menciones.
  6. Mide el contenido personal que subes a Instagram. Ya hemos hablado más veces de que dar el toque personal a un perfil profesional en las redes sociales es buena idea porque te acerca a la gente. Pero has de medir cuánta información proporcionas. Volviendo al punto anterior no es lógico subir cinco fotos de comidas y una de productos de tu tienda, por poner un ejemplo. Parecerá que estás más interesante en ser un foodie que en tu negocio.
  7. No te metas en asuntos de política. ¿Qué perfil de tienda online se metería en Instagram a hablar de política? Creeme, los hay, más de los que te piensas. Y es un error. No solo porque denota poca profesionalidad, sino también porque probablemente perderás a los clientes que no están de acuerdo con tus ideas. Además, es muy probable que acabe generando discusiones y problemas entre posturas diferenes. Quien dice política dice fútbol, la otra gran fuente de discusiones de este país.

    Foto de Bplanet.

    Foto de Bplanet.

  8. No conviertas el idioma en un obstáculo. Los idiomas deberían enriquecernos, no separarnos. Cada uno es libre de usar el que quiera, pero ten en cuenta que tienes que adaptarte a tu mercado. Si eres una tienda online que vende mucho al Reino Unido o quieres introducirte allí es fundamental que escribas en inglés, sin dejar el castellano para ese otro mercado nacional. Instagram permite caracteres ilimitados, así que puedes escribir el mismo texto en dos idiomas y así no dejas de lado a ninguno de los dos mercados.
  9. No contestar las menciones. Esto es básico de cualquier red social más aún de Instagram donde parece que lo de contestar a quienes te preguntan, felicitan o sugieren algo está penado con cárcel. No caigas en ese error. No te lleva demasiado tiempo, un par de veces al día (aprovecha cuando subes las fotos), contestar a todas las menciones que te hagan.
  10. Descuidar los sorteos. Ya sé que son tediosos, que dan mucho trabajo y que cada vez que organizas uno juras que no volverás a hacerlo. Pero acabas volviendo porque sabes que te reportan nuevos seguidores y gran visibilidad de cara a captar clientes. Pues por esa razón has de molestarte en organizarlos de la manera correcta, explicar el funcionamiento y cumplir con los compromisos que te has marcado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s