Cinco cosas de las que escribir cuando te has quedado sin ideas

A todos nos ha pasado. No eres el único. Te sientas ante el ordenador, abres el área de administrador de tu blog y te quedas varios minutos mirando el espacio en blanco sin saber cómo rellenarlo.

Resulta de lo más normal, especialmente cuando llevas tiempo blogueando y crees que has tocado todos los temas posibles. ¿Se te habrán acabado las cosas sobre las que hablar?

Seguro que no, que es simplemente una sequía temporal y pronto se te ocurrirán temas. Pero tienes que salir de ella y no sabes de qué hablar. Te presento cinco cosas de las que escribir cuando te has quedado sin ideas. ¡Y funcionan!

Imagen de Basketman.

Imagen de Basketman.

Experiencias personales. Da igual el campo de tu blog en todos tienen cabida las experiencias personales. Puedes pensar que si es un blog profesional a cuento de qué contar cosas de tu vida. Vale, no te digo que narres la última bronca que has tenido con la cajera del súper, sino episodios que estén relacionados con ese área profesional y puedan interesar a la audiencia.

Te sorprenderás al descubrir que los post que mejor funcionan son aquellos en que un profesional narra una mala experiencia con la administración, las dificultades que tiene para contactar con proveedores o lo maravillosa que ha sido la experiencia con un determinado producto.

Puede que tu audiencia se sienta identificado contigo, que esté pasando por algo parecido o lo haya hecho y pueda incluso aconsejarte qué hacer.

Contenido reciclado. Ya te hablé de cómo reciclar contenido ajeno, pero también tiene cabida hacer lo mismo con el propio. Actualiza temas que tengan meses o años de antigüedad, amplía post que creas se quedaron cojos

Recopilaciones. Es un ‘must’ a la hora de encontrar temas de los que escribir cuando no hay ideas. Sólo necesitas un poco de imaginación para decidir de qué hacer la recopilación.

Aquí se pueden incluir cosas tan variadas como recopilatorios de libros que tengan que ver con tu área, profesionales que recomiendes, post que consideres imprescindibles… Las posibilidades son muchas.

Imagen de Stuart Miles.

Imagen de Stuart Miles.

-Nuevas secciones. Cuando te quedas sin ideas varias veces es el momento de plantearse que quizás necesitas darle una vuelta a tu blog. Piensa en crear nuevas secciones, que te permitirán abordar temas poco frecuentes, o abrir un consultorio para favorecer la interacción con la audiencia.

Colaboraciones. Una de las mejores cosas que tiene el blogging es la cantidad de gente interesante que conoces. Puedes invitar a personas expertas en algún campo que tu no domines a que colaboren contigo. Puedes realizar entrevistas, postcast…

Estas son cinco cosas de las que escribir cuando te has quedado sin ideas, pero no cabe duda que lo mejor es no llegar a esa situación de no tener nada sobre lo que bloguear y tener que sacarte un tema de la manga.

Para evitarlo lo mejor es tener un calendario de publicaciones en que programes temas y apuntes ideas sobre las que trabajar más adelante.

De este modo evitarás llegar a sentarte ante la pantalla en blanco sin saber de que escribir.

Y aunque las cinco fórmulas vistas funcionan cuando no sabes de que bloguear tampoco es recomendable abusar de ellas, porque acabará haciéndose evidente que te has quedado sin ideas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s