Cómo crear una rutina para escribir

Cuando a un escritor se le pregunta por su forma de organizar el trabajo suele responder que escribe todos los días, haga sol o truene, se sienta inspirado o no, escriba  20 líneas o 20 folios. Y la gente se sorprende de que un escritor no se ponga ante el teclado únicamente cuando le viene la inspiración.

La profesión de escritor, y por ende cualquiera que implique escribir para ganarse la vida, tiene una connotación de bohemia que no ha logrado quitarse de encima a pesar del paso de los años. Y aunque parezca más romántico, misterioso o excitante si sólo se escribiera cuando las ideas fluyen se limitaría bastante la producción de cualquier persona.

El motivo es que puede resultar peligroso estar esperando todos los días a que lleguen las musas, ¿si no aparecen, como en la canción de Serrat? A la inspiración hay que educarla para tratar de que haga acto de presencia la mayor cantidad de veces posibles. ¿Quieres saber cómo?

Imagen de Thaikrit.

Imagen de Thaikrit.

Cada uno puede tener su fórmula pero lo que está claro es que hay crear algún tipo de rutina para escribir, en la línea de lo que hablamos hace unos días que todo freelance ha de tener un horario.

Quien escribe lo hace porque le gusta, eso está claro, pero también que es de humanos que por mucho que te guste darle a la tecla haya días que te apetezca pasarte la mañana remoloneando en la cama o las tardes de cañas con los amigos. Hay lugar y momento para todo, pero igual que alguien no faltaría a su puesto de trabajo por quedarse durmiendo tampoco se ha de faltar al compromiso con la escritura por una misma razón.

Si se establece un horario de trabajo para escribir se conseguirán varias cosas:

  • ser conscientes de que realmente es un trabajo, no un mero hobbie y tomárselo más en serio
  • acostumbrar a la inspiración a aparecer cuando estás frente al teclad. No cuando estás en la ducha, conduciendo o quedándote dormido en la cama
  • ayuda a ser más productivo al ‘forzarte’ a escribir de modo habitual
  • poder establecer  o adaptarte a los plazos previstos para la entrega de un trabajo
  • crear cierta organización en tu trabajo y en tu vida, sabiendo qué momentos son para el ocio y cuáles para trabajar.

rutina_escribir_productividad

Una vez vistas las ventajas de tener una rutina a la hora de escribir querrás saber cómo conseguirla. Pues es muy similar a cualquier otro horario de freelance.

Primero has de saber cuáles son los mejores momentos del día para trabajar, aquellos en que estás más despejado, en que no tengas a nadie en casa que pueda interferir con tu labor creativa o que se amolden a tu rutina. Aprovéchalos.

Crea un espacio de trabajo para que cuando te pongas a ello sólo hagas eso y no te distraigas con nada más. Para escribir necesitas poco: un ordenador y tus anotaciones, así que podrás establecerte en casi cualquier sitio de la casa.

Si puedes, aleja las distracciones de ti: apaga (o silencia) el teléfono, no tengas abiertas las redes sociales al mismo tiempo que te pones a escribir

Te pones a escribir y no te sale nada. Todo lo que tecleas lo acabas por borrar porque no te gusta. No desistas y sigue dándole vueltas. Todos tenemos días malos en el trabajo que se compensan con los buenos.

Aunque acostumbres a la inspiración a trabajar en determinados momentos del día siempre pueden venirte ideas cuando menos te lo esperes. Apúntalas en un cuaderno o en una aplicación del smartphone.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s