Cómo crear una rutina para escribir

Cuando a un escritor se le pregunta por su forma de organizar el trabajo suele responder que escribe todos los días, haga sol o truene, se sienta inspirado o no, escriba  20 líneas o 20 folios. Y la gente se sorprende de que un escritor no se ponga ante el teclado únicamente cuando le viene la inspiración.

La profesión de escritor, y por ende cualquiera que implique escribir para ganarse la vida, tiene una connotación de bohemia que no ha logrado quitarse de encima a pesar del paso de los años. Y aunque parezca más romántico, misterioso o excitante si sólo se escribiera cuando las ideas fluyen se limitaría bastante la producción de cualquier persona.

El motivo es que puede resultar peligroso estar esperando todos los días a que lleguen las musas, ¿si no aparecen, como en la canción de Serrat? A la inspiración hay que educarla para tratar de que haga acto de presencia la mayor cantidad de veces posibles. ¿Quieres saber cómo?

Imagen de Thaikrit.

Imagen de Thaikrit.

Sigue leyendo

Anuncios