Ghostwriter: mi experiencia como escritor fantasma

Cada día aparecen nuevas profesiones en el mundo de la comunicación. Esto supone más oportunidades laborales para quienes pertenecemos al sector, incluso también la incorporación de gente venida desde otros ámbitos.

Los nuevos empleos plantean también nuevos retos, especializaciones e, incluso, formaciones. Estas últimas pasan por buscarte la vida, poco menos que de manera autodidacta ante la ausencia de estudios oficiales, y mantenerte en permanente actualización.

A ti no sé, pero a mi es algo que me encanta. Nunca entendí que una vez acabada la carrera en la facultad no volviera a tocar unos apuntes. Soy curiosa por naturaleza y el saber más de prácticamente todo es algo que me fascina. Y eso, en parte, es una suerte.

De otro modo me hubiera ceñido a ser periodista de periódico, no me hubiera interesado por cómo llevar las redes sociales con uno u otro propósito, aprender a escribir para internet (repito que venía del más convencional de los medios de comunicación), adentarme en el copywriting o escribir un libro en el que no apareciera mi nombre.

Esta es mi experiencia como ghostwriter. Y spoiler: estoy deseando volver a repetir. ¿Quieres saber por qué?

Ilustración de atibodyphoto.

Ilustración de atibodyphoto.

Sigue leyendo